Celulitis Celulitis
Tu selección

Celulitis

La Celulitis, también llamada piel de naranja, es una patología que afecta a la mayoría de las mujeres, independientemente de la forma o tipo del cuerpo. La celulitis son unos pequeños hoyos en la piel que aparecen, generalmente, en nalgas y muslos. En medicina existen diferentes términos para referirse a la celulitis: adiposis edematosa, dermopanniculosis deformante, cutis protusus o lipodistrofia ginoide.

¿Cómo se forma la celulitis?

Nuestra piel se compone de tres capas de la piel. La capa superior de la piel, la epidermis, es muy delgada y actúa como repelente al agua. La capa media de la piel, la dermis, es una capa más gruesa que consiste en una red de tejido conectivo que proporciona elasticidad y flexibilidad a la piel. La última capa de la piel, la más interna, se compone mayoritariamente de las células de grasa y los vasos sanguíneos.
Vad är celluliter - och hur uppkommer de?

Sufrir de mala circulación de la sangre produce gran cantidad de retención de líquidos en piel. Estas acumulaciones de agua hacen que el cuerpo no pueda deshacerse de los residuos. Ésto, combinado con la presión de las células grasas hinchadas forman la celulitis.

No son sólo las personas con sobrepeso padecen celulitis, sino también las personas delgadas pueden sufrirla. Sin embargo, es común que haya gente con sobrepeso que padezca celulitis debido a que sus células grasas aumentan de tamaño y comienzan a presionar contra los vasos sanguíneos. A esta presión debilita la circulación sanguínea afectando a la capacidad de la linfa de absorber los productos de desecho del cuerpo.

Dependiendo de cómo de fina se tiene la piel, la celulitis se hace más o menos visible. Dado que las mujeres tienen una piel más fina que los hombres, es más común que las mujeres tengan celulitis.

Tres tipos de celulitis

Hay tres tipos o grados de celulitis diferentes.

Grado uno es cuando los orificios son visibles sólo cuando se pellizca la piel. Este es un primer signo de agua acumulada en los tejidos.

Grado dos significa que la celulitis es visible al ponerse de pie. Esto se debe a los productos de agua, grasa y residuos acumulados en el tejido y la circulación de la sangre sufren deterioro.

Cuando la celulitis es visible cuando se está acostado, se habla de grado 3. Esto se debe a que ha comenzado a formar una masa gelatinosa de tejido con consistencia firme.

La forma más común para detectar la celulitis es porque aparecen  áreas desiguales en la piel. Otra característica es la reducción del flujo sanguíneo como lo demuestra el que la piel se vuelve muy pálida y seca. 

¿A quien afecta la celulitis?

La celulitis se produce generalmente por una disminución de la circulación sanguínea, una dieta poco saludable, así como trastornos genéticos y hormonales. En las mujeres, la celulitis se produce incluso en la adolescencia cuando las hormonas comienzan a cambiar y por lo general los problemas pueden empeorar durante el embarazo. Mientras que la píldora anticonceptiva puede afectar a sufrir más celulitis.

A medida que envejecemos, la piel se vuelve más flexible y pierde su elasticidad, lo que puede producir celulitis. Otras causas de la celulitis puede ser padecer algún tipo de enfermedad que interfiera en la circulación sanguínea y linfática.

Otros factores a considerar son una mala alimentación y falta de ejercicio. 
Muchos de los trabajos sedentarios de hoy en día, en combinación con una mala alimentación hace que el número de personas con celulitis aumente.

Evitar la celulitis

Hoy en día, existen muchos preparados y cremas en el mercado que prometen acabar con la celulitis. Lo que muchos no saben es que la formación de la celulitis está condicionada por la estructura de la piel, por lo que las cremas de acción superficial tienen poco efecto. Para reducir la celulitis es necesario acceder a la capa más profunda de la piel para conseguir un efecto. 

Dieta y ejercicio

Una de las mejores maneras de reducir la celulitis es hacer ejercicio y llevar una dieta saludable. Cuantos más músculos en el cuerpo se estimulen, el tejido se volverá más firme y quemará más grasa. A medida que el ejercicio aumenta, lo hace también la circulación de sangre, permitiendo que el cuerpo elimine los productos de desecho en el tejido. Trate de realizar ejercicio a diario para reducir la celulitis. Bajar del autobús una parada antes para ir a trabajar y tratar de dar un paseo en el almuerzo son ideas fantásticas para iniciarnos al deporte.

También es importante beber mucha agua todos los días para ayudar a su cuerpo. Trate de beber al menos 2 litros de agua al día. Si toma bebidas con cafeína, como el café y refrescos diuréticos, será necesario beber agua adicional para reducir la pérdida.

Productos recomendados

Un producto que ha demostrado tener buenos resultados en la lucha contra la celulitis es Skin Resculpting Treatment. Este producto exclusivo es un dermaroller compuesto por 1200 micropúas de acero quirúrgico de 0.5mm de longitud. El Skin Roller-Body estimula la producción de colágeno en la piel y regenera nuevas células, lo que reduce drásticamente la celulitis. Tras el uso del Skin Roller-Body aplica el Cryogel Body Serum un novedoso sérum corporal esculturante, creado con los más novedosos ingredientes del mercado. Mejora la circulación sanguínea y reduce el tamaño de los adipocitos (células grasas), la celulitis y la flacidez se reducen, produciendo una piel de apariencia más firme y suave.
  

Skin Resculpting Treatment

Un efectivo tratamiento que reduce el tejido graso, la aparición de celulitis y otras cicatrices. Ideal para usarlo en extensas áreas de la piel, como muslos, estómago, brazos, trasero y caderas para reducir el tejido graso, la aparición de celulitis y otras cicatrices.