El eccema y la erupción por estrés El eccema y la erupción por estrés
Tu selección

El eccema y la erupción por estrés

Eccema

Vanliga eksem och stressutslag

Un eccema se produce cuando la barrera protectora externa de la piel ha sido dañada y surge una inflamación. Hay varios factores que afectan el desarrollo de eccema: factores hereditarios, las alergias y la forma en que hemos tratado nuestra piel. Hay muchos tipos diferentes de eccema, pero un factor común de todos es que la superficie de la piel está enrojecida y se produce picazón. 

El eccema es comúnmente conocido como dermatitis atópica. Este eccema es más común en brazos, rodillas y en la ingle. El eccema alérgico se produce después de que exista un contacto repetido de la piel con el alérgeno. Un ejemplo común de este tipo es el eccema producido por la alergia al níquel. Aquellas personas muy sensibles al sol también pueden sufrir un eccema tras la exposición a la luz solar intensa.


Prevenir el eccema

Como hemos visto, el eccema es un problema frecuente, aunque se conocen muchos factores que ayudan a la prevención. Algunos buenos consejos son:

  • Evitar el estrés
  • Evitar pasar calor durante el sueño 
  • Evitar rascar el eccema
  • Tomar baños cortos y siempre utilizar protección solar
  • Use productos sin perfume para la piel sensible
  • Hidrate la piel con crema todos los días

¿Cómo tratar el eccema?

Un elemento importante a resaltar es que una vez que empiece a picarnos la piel no debemos rascarnos. Aunque rascarse sea satisfactorio, al hacerlo la piel se torna más irritada y el eccema empeorará. Hidrate la zona afectada de la piel para conseguir que esté más hidratada y suave. Una forma de detener el avance del eccema es utilizar cremas de prescripción médica con hidrocortisona. Estas cremas son a la vez anti-inflamatorias y alivian el picor. 

Para que un eccema se cure por completo requiere por lo menos seis meses. Por tanto, es importante seguir un tratamiento para el eccema en su totalidad. Incluso cuando la superficie de la piel se ve mejor, el eccema puede volver a aparecer.

Unos buenos consejos para reducir y aliviar el eccema:

  • Evitar sustancias perjudiciales que pueden irritar la piel. Elija productos para el cuidado de la piel sensible y evite aquellos productos perfumados. 
  • Utilice geles y jabones de ducha para pieles sensibles.
  • Aunque resulte contradictorio, no se duche con demasiada frecuencia. El agua reseca la piel y puede hacer que el eccema empeore.
  • Expóngase cuidadosamente al sol, ya que a luz solar es buena para aliviar el eccema. Recuerde que ha de usar siempre protector solar cuando se exponga al sol. 

Erupción por estrés

La erupción es una alteración de la piel que produce una inflamación de la piel, a menudo debida a una enfermedad, ciertos tipos de alergias o de drogas. La erupción puede manifestarse de diferentes maneras, pero la más común es en forma de pequeñas manchas rojas. Una forma común de erupción es aquella relacionada con el estrés. Si sufrimos estrés durante un periodo de tiempo demasiado largo es fácil que nuestra piel reaccione produciendo tanto sarpullido como prurito. La erupción por estrés es más frecuente en la cara o la garganta.  

¿Cómo tratar el eccema por estrés?

Para deshacerse de la erupción por estrés una medida importante es eliminar el factor desencadenante, en este caso el estrés. El sarpullido por estrés es una advertencia del cuerpo para mostrar que estamos sometidos a niveles de estrés demasiado altos, y debemos de tomar en serio las señales.

Cuando el problema subyacente es tratado, la erupción por estrés es tratada de la misma manera que el eccema. Es importante hidratar la piel y asegurar que se mantiene el equilibrio de humedad y grasa. Tratar de hidratar las zonas afectadas a diario y evitar lavarse muy a menudo con agua. Utilizar productos que están diseñados para la piel sensible para no irritar la piel aún más. 

Skin Renewal

Manchas, cicatrices y marcas de acné son alteraciones de la piel debidas a un déficit de colágeno y/o elastina. Usando el Skin Renewal puedes ayudar a tu piel regenerarse y ampliar su capacidad de repararse.