Pestañas rizadas Pestañas rizadas
Tu selección

Pestañas rizadas

Todo el mundo quiere unas pestañas rizadas y bonitas. Las pestañas enmarcan los ojos y los hacen expresivos. Por desgracia, no todo el mundo nace con las pestañas naturalmente largas y rizadas. El crecimiento y forma de nuestras pestañas está controlado, en gran parte, por la genética y, difícilmente se puede influir en él. Sin embargo, hay muchos buenos consejos sobre cómo puede conseguir que sus pestañas se vean más completas y curvadas.

Estos son algunos consejos sobre cómo puede conseguir que sus pestañas rectas y cortas se vuelvan largas y rizadas:

Rizarlas

Lo básico es utilizar el rizador de pestañas y una máscara de pestañas waterproof. Las máscaras waterproof tienen una fórmula más ligera que una máscara regular, lo que hace que el peso sea menor y las pestañas puedan quedar más elevadas. 

Si tiene un rizador clásico de pestañas, recuerde que debe utilizar el rizador sin moverlo para no rasgar sus pestañas. Comience en la parte posterior, justo en las raíces de sus pestañas y luego aplíquelo a la mitad de las pestañas. Por último sólo le quedará rizar la punta de las pestañas.

Si utiliza un rizador de pestañas con calor, a veces puede utilizarlo antes o después de su máscara de pestañas. Aplicándolo tras la máscara de pestañas, ésta le hará de protección frente al calor y sus pestañas no se verán afectadas. Para ello es importante verificar que su máscara de pestañas puede soportar el calor.

Permanente de pestañas

Otra forma de conseguir unas pestañas rizadas es la permanente de pestañas. Este tratamiento se ha de realizar en el salón de belleza y cuesta en torno a los 70-150€. Para obtener resultados permanentes se recomienda realizar el tratamiento cada seis semanas, momento en que hay nuevas pestañas rectas que necesitan ser rizadas. El resultado es muy natural. De esta forma obtendremos pestañas que no necesitarán ser rizadas cada mañana. 

Extensiones de pestañas

Un último método consiste en las extensiones de pestañas. Este tratamiento es necesario hacerlo en el salón de belleza y cuesta entre 100 y 150 euros. Podemos encontrar extensiones de franja donde se palica una tira de pestañas postizas justo en paralelo a las naturales. De esta forma se puede seleccionar, la longitud, color y rizado. En este caso se ha de repetir el tratamiento cada tres semanas para mantener los resultados. Otro método de extensión de pestañas es pelo a pelo, cuyos resultados son más naturales y el precio aumenta considerablmente. Puede obtener más información en nuestro artículo "¿Cómo rellenar pestañas?"