Cicatrices: ¿Cuántos tipos hay?¿Cómo las puedo tratar? Cicatrices: ¿Cuántos tipos hay?¿Cómo las puedo tratar?
Tu selección
Swiss Clinic Magazine

Cicatrices: ¿Cuántos tipos hay?¿Cómo las puedo tratar?

Cicatrices: ¿Cuántos tipos hay?¿Cómo las puedo tratar?

Aunque en algunas culturas las cicatrices son consideradas como muestra de arte o de experiencia, en nuestro país lo frecuente es desear no tenerlas visibles. Te mostramos una guía rápida para entender por qué se forman y cómo debemos tratarlas para minimizarlas.

¿Cómo se forma una cicatriz?

A grandes rasgos, una cicatriz es una marca o vestigio de una herida. El tejido que forma parte de ella está formado por el mismo colágeno que el tejido al que ha remplazado, pero varía ligeramente de este en su composición, haciendo que actúe y se comporte de forma diferente a la piel que lo rodea. Con el paso de los años, muchos de nosotros vamos acumulando cicactrices. Y aunque no nos gusten, siempre es mejor tener una cicatriz que una herida abierta o sin cicatrizar, ya que esto puede conllevar una infección o enfermedad más grave.

Se conocen cinco tipos de cicatrices:

Cicatriz hipertrófica

Se caracteriza por estar abultada. Las cicatrices hipertróficas suelen ser gruesas, con una coloración rosada/roja y pueden causar picazón o dolor. 

Suelen aparecer tras 4 - 8 semanas tras la infección o cierre de una herida. 

Cicatriz Queloide

También es una cicatriz abultada. Se diferencia de la cicatriz hipertrófica principalmente porque la Queloide crece por encima del área de la herida. Las cicatrices queloides pueden ocurrir en cualquier persona, pero son más frecuentes en personas con la piel más pigmentada.

Cicatriz Atrófica

Se trata de cicatrices profundas, que forman huecos en la piel. Un ejemplo son las cicatrices de acné.

Estrías

Las estrías también son catalogadas como un tipo de cicatriz. Son causadas por el estiramiento rápido de la piel, por ejemplo durante embarazos o rápido aumento de peso.

Cicatriz umbilical

Es la única cicatriz que todo el mundo tiene, y se conoce como ombligo. Sí, ¡realmente se trata de una cicatriz!

¿Cómo identificar las cicatrices?

El primer paso para encontrar un tratamiento para tus cicatrices es identificar el tipo de cicatriz que queremos tratar. Las más fácilmente identificables son las estrías, las cuales puedes encontrar en muchas partes del cuerpo diferenciándose casi únicamente por la coloración de la piel. Si estas estrías están hundidas se tratarán como cicatrices atróficas. Si están abultadas será más difícil identificar si son queloides o hipertróficas, por lo que deberemos acudir a un dermatólogo para que nos ayude a determinar el tipo. (Por ahora dejaremos al margen la cicatriz umbilical porque esperamos que todo el mundo sepa qué aspecto tiene el ombligo y no creemos que quieras eliminarlo, ¿no?).

Crear nuevas cicatrices para cubrir las antiguas

Sí, estás leyendo bien. Esto es mayoritariamente cierto, ya que para eliminar viejas cicatrices, en muchos tratamientos deberemos crear nuevas 'heridas' para que el cuerpo las detecte y actúe en ellas. El truco es hacerlo de manera controlada de forma que el nuevo tejido cicatricial se forme de forma que no sea diferente al tejido que rodea la herida. Además:

Para eliminar cicatrices abultadas, como las causadas por granos, cortes, piercings o quemaduras, debemos deshacer la acumulación de colágeno que forma esta cicatriz y reemplazarla con nuevo tejido cicatricial que crezca plano.

Para eliminar cicatrices hundidas, como las causadas por acné, varicela o cirugía, debemos romper el colágeno que tira de la piel hacia abajo y volver a rellenarlo con nuevo colágeno.

Dependiendo del origen e intensidad de la cicatriz, existen varios métodos de lograr este objetivo. 

Combinación de tratamientos en clínica y en casa

Los tratamientos realizados en clínicas pueden ser invasivos y costosos, pero proporcionan magníficos resultados inmediatos o en muy poco tiempo. Los tratamientso que puedes administrarte o realizarte tú misma suelen ser, a largo plazo, tan efectivos como los de clínica, pero requieren paciencia y dedicación incluyéndolos en la rutina diaria. Por ello, los expertos aconsejan una combinación de tratamientos profesionales y en el domicilio proporcionando así los mejores resultados a largo plazo. A continuación encontrarás una lista de los tratamientos más populares (o no tan populares, pero muy efectivos) que puedes considerar con tu dermatólogo.

Cirugía: En esta técnica el doctor cortará y eliminará la cicatriz. A continuación cerrará la incisión con uno o más puntos, dependiendo de la extensión de ésta. Este procedimiento podrá dejar también una cicatriz, pero ésta será plana y más pequeña que la original. Se usa para eliminar cicatrices atróficas pequeñas, profundas y estrechas, y en algunas cicatrices hipertróficas.

Subcisión: Este es una técnica en la cual el doctor, tras aplicar anestesia, utilizará una o varias agujas biseladas para romper las fibras de colágeno que tiran de la piel hacia el interior, eliminando así la tensión y, por tanto, la depresión en la piel. Se utiliza sobre todo en casos de cicatrices atróficas.

Dermoabrasión o microdermoabrasión: La dermoabrasión debe ser realizada por un doctor e implica un acción controlada a nivel mucho más profundo de la piel (en la capa media de la piel) usando para ello un potente dispositivo abrasivo, como un cepillo de alambre, una rueda de diamante, un papel de lija esterilizado u otros métodos mecánicos. La microdermoabrasión es un procedimiento cosmético más suave en el que generalmente se utiliza un material exfoliante como cristales o escamas de diamante y una succión que, mediante succión, eleva suavemente la piel durante la exfoliación. Con estos métodos se tratan la mayoría de los tipos de cicatrices.

Terapia de micropúas: Este tratamiento puede ser realizado en una clínica o en el domicilio, dependiendo de la longitud de las micropúas utilizada. Este tratamiento actúa a dos niveles: Produciendo la rotura del colágeno que tracciona la piel hacia abajo (cicatrices atróficas) o levantando la piel (cicatrices hipertróficas). También induce la formación natural de colágeno. Es un tratamiento usado para eliminar cicatrices atróficas e hipertróficas.

Relleno: Es un tratamiento que produce resultados inmediatos: los rellenos cosméticos se inyectan en la cicatriz, alisando así la superfie de la piel. Al mismo tiempo, si la sustancia rellenadora es inductora del colágeno, ayudará a estimular la reneración natural del colágeno en la zona. Se usa para tratar cicatrices largas, profundas y atróficas.

Peeling químico: Se usan sustancias químicas que destruyen las capas superficiales de la piel de forma controlada en la zona afectada (y adyacentes), produciendo una exfoliación acelarada. Se usa para tratar marcas de poros, pero cuidado en caso de que tu piel sea pigmentada o tengas tendencia a producir cicatrices queloides.  

Tratamiento mediante láser: Existe gran variedad de terapias láser que nos daría para escribir todo un artículo completo sobre esta técnica, pero simplificándolo podemos decir que todas las terapias láser actúan "destruyendo" la piel a cierta profundidad. De esta forma se desencadena que la piel comience la curación natural, regenerándose sin marcas. Es una terapia adecuada para la mayoría de cicatrices, usándose diferentes tipos de láser para cada cicatriz.

Tratamientos tópicos: Podemos encontrar cremas, sérums y otros tratamientos a nivel tópico que funcionarán de diferentes maneras, dependiendo de los ingredientes, aunque todos ayudarán a eliminar la aparición de cicatrices. Combinados con la terapia de micropúas pueden resultados definitivos para la reducción y/o eliminación de todo tipo de cicatrices.

Nota final

Al igual que con cualquier tratamiento cuyo objetivo sea un cambio de aspecto o imagen corporal, PRECAUCIÓN es una palabra que debemos tener presente. Es importante consultar con expertos cualquier tratamiento que vayamos a hacer. Pregunta siempre los posibles efectos secundarios. Recuerda que también puedes consultar testimonios de usuarios anteriores. Como consejo, comienza siempre con la menor de las intensidades o longitudes de púa y, progresivamente, aumenta la intensidad y/o frecuencia. ¡Siempre es mejor ir poco a poco que arrepentirse de los efectos adversos!

Tienes alguna pregunta sobre un tratamiento específico o quieres más información sobre cómo tratar una cicatriz en particular? ¡Pregúntanos! Contacta con nuestro departamento de Atención al Cliente y estaremos encantados de ayudarte. 

Encuentra más información sobre los tratamientos en casa de Swiss Clinic que te ayudarán a reducir las cicatrices:

Cicatrices faciales - Skin Renewal

Estrías y cicatrices corporales - Skin Renewal - Anti Estrías